08 diciembre 2015

LÁNGUIDAMENTE LA POESÍA



La publicidad en el país sólo apuesta por alguna marca de calzoncillos. Encartes millonarios en los periódicos, que van a dar a las cloacas enfermas de ciudades banales, alienadas. Uno se pregunta si en verdad se puede llegar a la luna (o a los mundos que supone evocarla), usando toda esa publicidad para aprovecharla en la literatura, ¡una sola vez en la muerte!
Imaginemos un encarte de 100.000 ejemplares con una pequeña muestra poética y pictórica de un César Moro, un E.A. Westphalen, o el reciente José María Eguren, que circula a un precio simbólico.
Creamos, ilusamente creamos por instantes, que una edición millonaria llegue a las manos por una sola moneda, al precio irrisorio que costaría la mitad de páginas de un encarte.
Al menos, autoridades, trajeados trabajadores, ¿se incluye al hambre, a la desnutrición, a los depredadores de la tristeza que son los únicos idiotas que hacen algo por la cultura? ¿Al menos en este país de cuerdos alienados, un día se deja de hablar del fenómeno del niño, de muertes, del alza de la gasolina, para pasar a la poesía? ¡Un tema espinoso que hay que esconderlo en la cara!
Alguien de seis vidas (Renato Sandoval) realiza un gran Festival Internacional de Poesía de Lima - FIP Lima, y las autoridades o los transeúntes frívolos de Lima, es seguro, ¡no lo pasarán desapercibido! Se podría cuestionar si es de este planeta aquel arador de mares de hierro, que cree en la poesía; o si realmente descendió de algún Olimpo desencadenado de furiosa locura:
¡La poesía, ¡la verdadera dicha por la vida!
En verdad, habría que cuestionarse si vale la pena poner cara de preocupación por lo que sucede en este mundo, que en su mayoría no importa (las más de las veces el hombre desaparece, cargando también con sus preocupaciones).
Las personas, ¡suenan!, y lo rescatable será lo que se imprima en los sueños anhelantes de la poesía, en las ilusiones perdidas o en los tesoros perdurables que las letras imprimen en los espíritus que un día han soñado despiertos por esos recovecos metafóricos que erigen las palabras bien escritas.
Pocos, a excepción de todo el mundo, pueden un día de lágrimas frustradas, creer algún lapso, despiertos al arrepentimiento, que
¡LA POESÍA SÍ SALVA VIDAS ARRUINADAS!
Aunque mueran los domingos, aunque los lunes otra vez nos aplasten con una puerta de hierro sobre las cabezas preocupadas que no llevan un libelo precioso en la cabeza, por andar dormidos en un mundo de preocupaciones.
¡La poesía es la única materia celestial que nos despierta de esta casa fecal llamada mundo!


¡Quien tenga oídos… QUE LEA!

26 setiembre 2015

ESA SOLEDAD LLOVIDA


Espejo ramaje
Paul Mendoza Malaver

Caxamarca: Martínez Compañón Editores, 2008


Licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Perú de Creative Commons.

Constelaciones

BÍO

Mi foto
Peru
Jack Farfán Cedrón [Piura, Perú, 1973] Entre otros volúmenes líricos ha publicado "Pasajero irreal" (2005), "Gravitación del amor" (2010), "El Cristo enamorado" (2011) y "Las consecuencias del infierno" (2013). Modera los blogs ‘El Águila de Zaratustra’ & ‘Exquioc’, además de editar la revista digital "Kcreatinn". En 2012 dio a conocer un volumen de reseñas literarias alrededor de célebres novelas: "El fragor de las quimeras", bajo la producción de Kcreatinn Organización, de la cual forma parte. Algunas de las revistas virtuales en las que han aparecido textos suyos: "Periódico de poesía" (UNAM, México); "Letralia" (Venezuela); "Revista de Letras"; "La comuna de los desheredados"; "La comunidad inconfesable" (España); "Los poetas del 5" (Chile); "El Hablador" (Perú); "Destiempos" (México); "Letras hispanas" y "Síncope" (México).